Tarta de fresas con nata

Como me da pena que se acabe la temporada de fresas hoy os traigo esta tarta de fresas con nata, a que está bonita? pero os aseguro que está aún más rica!


Para el bizcocho:
150 g de harina de repostería
150 g de azúcar granulado
150 g de azúcar glas
2 cucharaditas de levadura en polvo
120 ml de aceite de girasol
7 huevos
180 ml de leche
3/4 cucharadita de sal
1/2 cucharadita de cremor tártaro
2 cucharaditas de extracto de vainilla
Para el relleno:
500 g de fresas 
100 g de azúcar granulado
2 cucharadas de zumo de limón
500 ml de nata para montar
25 g de azúcar glas


Precalentamos el horno a 170º
Mezclamos la harina con el azúcar granulado, la levadura y la sal. Reservamos.
Batimos las yemas de huevo con el aceite y la leche, poco a poco le añadimos la mezcla de la harina y seguimos batiendo hasta obtener una mezcla homogénea. Reservamos.
Con una batidora eléctrica de barillas a velocidad alta, batimos las claras de huevo hasta que estén espumosas, añadimos el cremor tártaro y el extracto de vainilla, batimos todo junto hasta formar picos suaves, añadimos poco a poco el azúcar glas hasta formar picos firmes y brillantes. Con movimientos envolventes incorporamos la mezcla de la harina con mucho cuidado para que no se bajen las claras. 
Introducimos la mezcla en el molde y horneamos 170º unos 40-50 minutos o hasta que al introducir una brocheta ésta salga limpia. Dejamos enfriar en el molde y luego desmoldamos con cuidado.


El día anterior ponemos en un bol a  macerar las fresas limpias y troceadas con el zumo de limón y el azúcar. El día que montamos la tarta escurrimos las fresas del almíbar y lo reservamos por separado.
Montamos la nata con el azúcar glas. Reservamos.
Cortamos el bizcocho al medio, lo bañamos con el almíbar de las fresas y lo rellenamos con fresas y nata, cubrimos con la otra mitad del bizcocho. Introducimos la nata restante en una manga pastelera y cubrimos toda la tarta con ella.