New York Cheesecake

Los que me conocéis  sabéis que las tartas de queso me pierden, es que me gustan todas! pero hoy os traigo la mejor tarta de queso que he probado, es suave, cremosa y esta hecha al horno. si queréis le podéis poner cobertura de la mermelada que más os guste, pero realmente no le hace falta, esta deliciosa!!


Base:
180 g de galletas digestive
90 g de mantequilla derretida
Crema de queso:
900 g de queso Philadelphia
250 g de azúcar glas
70 g de harina de fuerza
1/2 cucharadita de sal
el zumo y la ralladura de 1 limón
600 g de nata 35% materia grasa
8 huevos medianos
1 cucharadita de extracto de vainilla


Mezclamos las galletas desmenuzadas con la mantequilla derretida, cubrimos con esta mezcla el fondo del molde que vayamos a utilizar, apretando bien con las manos o el fondo de un vaso. Horneamos 170º unos 15 minutos, sacamos la base del horno y subimos la temperatura a 200º.
Por orden vamos mezclando los ingredientes de la crema de queso, batimos enérgicamente hasta obtener una crema lisa y homogénea. 


Vertemos la mezcla sobre la base de galleta, horneamos 10 minutos y sin abrir el horno bajamos la temperatura a 90º y prolongamos la cocción 60-70 minutos, La crema debe quedar temblorosa en el centro. Dejamos reposar dentro del horno durante dos horas. Pasamos un cuchillo alrededor de la tarta para despegarla del borde así no se agrietará al enfriar. Dejamos enfriar y la metemos en la nevera como mínimo cuatro horas o mejor de un día para otro.