Bizcocho de calabaza y coco

Estamos en tiempo de calabazas, ahora es cuando adquiere mayor protagonismo con las recetas enfocadas a Halloween (Samaín en Galicia), pero su uso en la cocina es durante todo el año tanto en platos dulces como salados, hoy os traigo un esponjoso y rico bizcocho de calabaza con coco que seguro os va a gustar. 



400 g de puré de calabaza
400 g de harina bizcochona
150 g de mantequilla a temperatura ambiente
250 g de azúcar
4 huevos
125 ml buttermilk
80 g de coco rallado
1 sobre bicarbonato sodico (sobre azul mercadona)
1 sobre ácido tartárico (sobre blanco mercadona)
Glaseado:
1 clara de huevo
100 g de azúcar glas
2 cucharadas de puré de calabaza
30 g de coco rallado



Primero hacemos un puré con pulpa de calabaza, la ponemos a cocer y cuando esté tierna le escurrimos bien toda el agua y trituramos. Reservamos.
En un bol batimos los huevos con la mantequilla y el azúcar hasta obtener una crema espesa, le añadimos poco a poco la harina tamizada con el bicarbonato y el ácido tartárico, intercalando el buttermilk, por último incorporamos el puré de calabaza y el coco con movimientos envolventes hasta obtener una mezcla homogenea. 
Vertemos la mezcla en un molde previamente engrasado y horneamos 170º unos 30-40 minutos o hasta que al insertar una brocheta ésta salga limpia.

Dejamos enfriar sobre una rejilla.
Hacemos el glaseado: Montamos la clara de huevo a punto de nieve, le añadimos el azúcar y seguimos batiendo, poco a poco incorporamos el puré de calabaza y el coco con movimientos envolventes.
Cubrimos el bizcocho con el glaseado y espolvoreamos coco rallado por encima.