Magdalenas

Imposible resistirse a desayuno con magdalenas caseras recién salidas del horno,  quedan muy esponjosas y con un delicioso sabor a limón.



200 g de harina
200 g de azúcar
100 ml de aceite suave
4 huevos
1 sobre de levadura royal
la ralladura de 1 limón
azúcar para espolvorear



Batimos los huevos con el azúcar hasta que esté esponjoso, añadimos el aceite con la ralladura de limón y seguimos batiendo. Tamizamos la harina con la levadura y se la vamos añadiendo poco a poco, hasta que estén bien integrados todos los ingredientes.
Preparamos una bandeja para cupcakes con las cápsulas de papel para magdalenas y las vamos rellenando 3/4 de su capacidad con la mezcla anterior, espolvoreamos azúcar por encima y horneamos unos 15-20 minutos o hasta que al pinchar un palillo éste salga limpio.