23 febrero, 2014

Canelès de Bordeaux

Los canelès son unos pequeños bizcochitos típicos de la ciudad francesa de Burdeos, se elaboran con una pasta de huevos, azúcar, leche, mantequilla y harina al que se perfuma con ron y vainilla. Lo tradicional es que se horneen  en moldes especiales de cobre, dificiles de conseguir  pero menos mal que encontré estos de silicona, el horneado se hace en dos etapas, con dos temperaturas distintas para facilitar que el caramelo que los cubre forme una fina costra crujiente y que el interior permanezca blando.




500 ml de leche entera
1 cucharadita de extracto de vainilla
30 g de mantequilla
2 huevos y 1 yema
110 g de harina
10 g de sal
250 g de azúcar
50 g de mantequilla
20 ml de ron
1 pizca de sal



Ponemos a hervir la leche con la vainilla y la mantequilla. En un bol mezclamos la harina tamizada, la sal y el azúcar e incorporamos poco a poco los huevos hasta obtener una mezcla homogénea.
Vertemos la leche caliente sobre el conjunto y añadimos el ron , mezclamos todo junto con cuidado hasta obtener una masa fluida. Dejamos enfriar la masa  y la introducimos en la nevera dejándola reposar de un día para otro.
Al día siguiente engrasamos los moldes con mantequilla y espolvoreamos azúcar, rellenamos los 2/3 de su capacidad con la masa que tenemos reposando en la nevera. Introducimos en el horno precalentado a 250º cocinamos unos cinco minutos y después bajamos la temperatura a 150º, continuamos la cocción otros 40 minutos.
Deben quedar crujientes y dorados por fuera pero esponjosos por dentro. Desmoldamos una vez que estén tibios y dejamos enfriar.



37 comentarios:

  1. Enhorabuena por las magnificas fotografías y esta delicia que nos has preparado.Saludos y feliz domingo

    ResponderEliminar
  2. Hola Viví, coincido totalmente con María Belén, salvo que yo te he robado uno sin que te des cuenta, quería probarlo, y estaba riquísimo.......saludos paco

    ResponderEliminar
  3. Qué bueno tiene que estar esto!! es la primera vez que oigo el nombre, a lo mejor por aquí se llaman distintos. Bss

    ResponderEliminar
  4. Unos estupendos canelès, me encantan y nunca me he atrevido a hacerlos. Beso.

    ResponderEliminar
  5. Les tengo unas ganas que no te lo puedes imaginar, en cuanto tenga un pelin de tiempo libre me pongo porque tienen que estar expectacularmente sabrosos.

    Bicosss

    ResponderEliminar
  6. No los vi!!!

    Tengo los moldes, que me regalaron hace mil años, y hasta hace bien poco no sabía ni para que eran, los usaba para muffins, no te digo na... y no los vi!!!

    Que desastre!

    ResponderEliminar
  7. tiene una pinta delicosa, ya me gustaria tener uno para probar

    ResponderEliminar
  8. Vivi ,que pinta mas buena tienen esos pastelitos ,te quedaron fantasticos
    besinos guapa

    ResponderEliminar
  9. Ohhhhh, que pastelitos tan bonitos y ricos!!!! Tienen que ser una delicia para el paladar!!!

    Un besito,
    Sandra von Cake

    ResponderEliminar
  10. Estupendos, te han quedado impresionantes. Besos

    ResponderEliminar
  11. Hummm que ricos Viví con esa costra de azúcar, no los conocía, habrá que probar.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  12. No los conocia pero solo con verlos se que estaran deliciosos...Besss

    ResponderEliminar
  13. No los conocía pero tienen una pinta estupenda.
    besitos :D

    ResponderEliminar
  14. Hola Vivi,
    Ay ay ayay,que esto me encanta pero no tengo oportunidad de hacerlos porque siempre me falla el asunto de los moldes, supongo que es obligatorio que sean metálicos y con esa forma. Jopeti! es que te han quedado que me muero de envidia!
    Saludos!!!

    ResponderEliminar
  15. Querida Viví: qué bonitos te han quedado, nos gusta la presencia que tienen. Yo (soy María) tuve la oportunidad de probarlos el otoño pasado en una escapada que hicimos al Perigord. En Saint Émilion (cerca de Burdeos) los vi y me encantaron. También vendían los moldes de cobre, pero a un precio prohibitivo :(
    Así que nos conformaremos con utilizar los de silicona, que vemos que te han dado un resultado estupendo.
    Miles de besos.

    ResponderEliminar
  16. Que asalto tan delicioso y apetecible, me encanta como te ha quedado, de lo más rico!! Me encanta!
    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  17. Casi nos pisamos el botín Viví, compré los moldes en una escapada a Lyon pero al final nos decantamos por plato salado. Tienen una presencia envidiable! Besos,
    Pilar

    ResponderEliminar
  18. Nunca los había visto, pero la verdad es que tienen una pinta buenísima!

    Besos

    ResponderEliminar
  19. Mmm!!! que buena pinta!! hace tiempo que tengo este molde y los tengo pendientes!!! Los voy a hacer en breve!! un abrazo

    ResponderEliminar
  20. Qué cosita más buena que has preparado. Si no recuerdo mal creo que también tengo ese molde. A ver si te robo y me los preparo que a ti te han quedado fenomenal. Un besote !!!

    ResponderEliminar
  21. Se ven perfectos! Que gran asalto!
    Saludos de Un Dulce Escape

    ResponderEliminar
  22. Vivi el molde ya esta en casa, me lo dio mi madre sin receta, asi que ya tengo la tuya me van gustar, bikiños guapa

    ResponderEliminar
  23. Tiene una pinta exquisita!!debe estar buenisimo!!un besito

    ResponderEliminar
  24. Pues nunca he probado estas caneles, pero despues de ver lo apetecibles que son, no me resistiré durante mucho tiempo...
    Buen asalto!
    David de LA COCINA PISTACHO

    ResponderEliminar
  25. Vivi, me alegro de que te decidieras por ellos, porque a nosotros nos encantaron!!
    Se ven maravillosos. Divimos.

    Mil besos y mil gracias

    ResponderEliminar
  26. Vivi, te han quedado fantásticos! Yo me los estuve mirando, pero como no tenía los moldecitos, pues desistí.
    bicos

    ResponderEliminar
  27. Qué pena no haber hecho estos pastelitos, nos quedamos con ganas de ellos, pero para la próxima, los dejamos apuntados. Seguro que están muy ricos. Un asalto estupendo =)
    Un besote!

    ResponderEliminar
  28. Te han quedado perfectos incluso sin los moldes de cobre! :) Nunca los he probado, pero eso de las dos cocciones para que queden crujientes por fuera y tiernos por dentro me seduce y mucho, a ver si me animo! Un beso

    ResponderEliminar
  29. Nunca los he probado, pero se ven tan delicados y tan monos, que ricos deben estsr. Buen asalto.

    ResponderEliminar
  30. Te han quedado preciosos, y además la presentación me ha encantado! Un gran asalto, seguro que Bego ni se enteró, jeje!

    Besos!

    ResponderEliminar
  31. Qué buenos!! Nunca había visto estos pastelitos ni sus moldes, pero tienen que quedar muy ricos con esa cocción a dos temperaturas.
    Una preguntilla, en los ingredientes pones dos veces lo de los huevos...imagino que es un error, ¿no?
    Muás
    Gallecookies

    ResponderEliminar
  32. Oooh!! Qué monos son! Te han quedado ideales y explicas la receta muy bien.
    Besos

    Tengo un plan B
    http://tengounplanbeatriz.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  33. wow, creo que me he enamorado de estos pastelitos, que pinta tienen!!!!
    me llevo un par
    besoss

    ResponderEliminar
  34. Estuve a un paso de hacer esta exquisited pero al final me decidí por una receta salada pero no pasará mucho sin prepararlos. Estos tuyos tienen una pinta brutal, tan doraditos, seguro que estaban deliciosos... ummmm!!!
    Un besazo

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu comentario me encanta leerlos y sin ellos esto no seria lo mismo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...