Tronco de Navidad



Estamos en Diciembre y no podía faltar un desafío típicamente navideño, eso debió de pensar Rocío (Chismes y cacharros) cuando nos propuso hacer un Tronco de Navidad, cosa que le agradezco mucho ya que son de esos postres que tenia ganas de hacer pero que le tenia cierto respeto por si no salia bien.
El resultado aquí lo tenéis y  pienso repetirlo porque estaba buenísimo.



Para el bizcocho:
4 huevos
75 g de azúcar
1 cucharadita de vainilla azucarada
90 g de harina
40 g de mantequilla
1/2 cucharadita de levadura en polvo
Para el Almíbar:
25 ml de agua
25 g de azúcar
Para el ganache de chocolate:
200 g de chocolate fondant
200 g de nata (35% materia grasa)
100 de nueces
Para la cobertura:
150 g de chocolate fondant
150 g de nata
50 g de mantequilla



Batimos los huevos con una varillas eléctricas, añadimos el azúcar y la vainilla, seguimos batiendo hasta obtener una mezcla esponjosa y blanquecina. Incorporamos la harina con la levadura tamizadas seguimos batiendo, añadimos  la mantequilla derretida y removemos con la espátula delicadamente hasta incorporarla.
Vertemos la mezcla en un tapete de silicona, previamente colocado sobre la rejilla del horno y extendemos bien con la espátula. Introducimos la rejilla con el tapete en el horno precalentado a 170º y horneamos unos 10-15 minutos hasta que el bizcocho se dore un poco, retiramos del horno  y dejamos enfriar.
Mientras tanto hacemos el almíbar, en un cazo ponemos a hervir el agua con el azúcar unos minutos hasta que el azúcar se disuelva completamente. Reservamos.


Ahora preparamos el ganaché de chocolate, derretimos el chocolate en el microondas o al baño maría y dejamos entibiar. Montamos la nata y añadimos poco a poco el chocolate hasta obtener una mezcla homogénea. Trituramos las nueces y se las añadimos al ganaché.
Cuando tenemos el bizcocho frío lo empapamos con el almíbar y cubrimos por encima con el ganaché de chocolate. 
Enrollamos el bizcocho con ayuda del tapete, cortamos las puntas y lo cubrimos con papel de aluminio, dejándolo  reposar en la nevera. 
Mientras preparamos la cobertura, calentamos la nata con la mantequilla cuando vaya a hervir apagamos y añadimos el chocolate troceado, removemos hasta que se derrita y se integre. Dejamos entibiar y cubrimos el rollo, hacemos unas marcas con un tenedor y adornamos con fondant.


Si quieres ver el resto de Troncos de Navidad que prepararos mis otros compañeros de desafío, visita el blog Desafío en la Cocina
Ya solo me queda deciros que no os perdáis el próximo desafío será salado y lo proponen las hermanas Carmen, Mila y Nina de "La cocina Camilni"