Merluza a la florentina

Cuando se emplea la palabra "Florentina" para describir un plato, significa que los principales ingredientes de éste se sirven encima de una capa de espinacas.



4 filetes de merluza
500 g de espinacas congeladas
1/2 l de leche
1 hoja de laurel
2 gajos de limón
2 huevos duros
30 g de margarina
30 g de harina
sal y queso rallado



Calentar el horno a 170º
Cocer las espinacas  congeladas  en agua con sal durante 8 minutos, escurrir bien y reservar.
Mientras tanto limpiamos la merluza, le quitamos la espina, la piel y la cortamos en filetes. (También se puede hacer con filetes de merluza congelados).
En una sartén grande colocamos los filetes de merluza, vertemos la leche por encima hasta cubrirlos, añadir la hoja de laurel, sal y los gajos de limón. Cuando hierva bajamos el fuego y dejamos hacerse durante unos cinco minutos.
En una fuente de horno ponemos en el fondo las espinacas reservadas,  sacamos los filetes de merluza con cuidado (con una espumadera) cortamos los filetes por la mitad y los vamos colocando encima de las espinacas, luego ponemos los huevos duros laminados encima del pescado.
Fundir la mantequilla y espolvoreamos la harina y removemos a fuego lento durante dos minutos, retiramos del fuego y añadimos el liquido del pescado, ponemos al fuego y dejamos hervir removiendo hasta que se forme una salsa espesa y suave. Ponemos esta salsa encima de la fuente para el horno que ya tenemos preparada con el pescado, espolvoreamos queso rallado y horneamos durante 15-20 minutos.