Mona de Pascua



Bizcocho:
200 g de harina de repostería
150 g de cacao en polvo valor
200 g de azúcar
100 g de aceite de girasol
100 g de leche
6 huevos
1 sobre de levadura royal
Relleno de fresa:
200 g de fresas
el zumo de 1 limón
100 g de azúcar
200 g de nata 35% mg
3 laminas de gelatina neutra
Ganache de chocolate:
200 g de chocolate fondant
250 g de nata 35% mg
Adorno:
Figuras de chocolate
Confeti de azúcar
almendra crocanti
Molde fancy fill



Bizcocho:
Batimos los huevos con el azúcar, le añadimos el aceite y la leche, seguimos batiendo. Poco a poco le incorporamos la harina tamizada con la levadura y el cacao, seguimos batiendo hasta integrar todos los ingredientes, repartimos la masa entre los dos moldes e introducimos en el horno precalentado 170º unos 20-25 minutos o hasta que al pinchar con un palillo éste salga limpio. Desmoldamos y dejamos enfriar sobre una rejilla.
Relleno de fresa:
Lavamos bien las fresas, le cortamos los rabitos y las cortamos en trozos  las ponemos a macerar con el azúcar y el zumo del limón unas cuatro horas, pasado ese tiempo las trituramos y las pasamos por un colador de rejilla para eliminar las pepitas. Ponemos a hidratar las hojas de gelatina en un vaso de agua.
Calentamos la mezcla de fresas y disolvemos en ella las hojas de gelatina bien escurridas removiendo continuamente. Dejamos enfriar completamente. Montamos la nata y cuando empiece a formarse picos vamos añadiendo poco a poco la mezcla de las fresas, seguimos batiendo hasta obtener una mezcla homogénea.
Ganache de chocolate:
Calentamos la nata con el chocolate sin dejar de remover hasta que el chocolate esté completamente derretido y la mezcla sea homogénea. Dejamos enfriar completamente, mejor de un día para otro.
Lo montamos con barillas. Reservamos.


Montaje de la tarta:
Una vez fríos los bizcochos, rellenamos con la crema de fresa las cavidades de ambos, cuidando de que la crema quede a ras, introducimos los bizcochos en la nevera una hora y seguidamente unimos los dos bizcochos procurando que la crema de ambos coincidan lo mejor que se pueda, apretamos ligeramente para se pegue la crema en el interior.
Cubrimos la tarta con el ganache de chocolate. Adornamos con almendra crocanti por los laterales y con azúcar de colores y figuras de chocolate por encima.