Bizcocho Cebra

Hoy traigo una receta sencilla  pero a la vez con un resultado muy  curioso y lo mejor es que esta riquísimo, un bizcocho lleno de rayas que nos recuerda a las cebras, de ahí su nombre.



4 huevos
250 g de azúcar
250 g de harina
120 g de leche
120 g de aceite de girasol
1 cucharadita de esencia de vainilla
1 sobre de levadura royal
2 cucharadas de harina
2 cucharadas de cacao en polvo



Batimos los huevos con el azúcar hasta que la mezcla blanquee, añadimos la leche, la vainilla y el aceite, seguimos batiendo. 
Incorporamos la harina tamizada con la levadura y mezclamos todo hasta obtener una mezcla homogénea.
Dividimos la mezcla en dos partes iguales, añadimos el cacao a una de ellas y a la otra las dos cucharadas de harina, mezclamos bien por separado hasta que estén bien integrados.
En un molde redondo que tenemos previamente engrasado vamos añadiendo las dos masas alternándolas para lograr el efecto cebra, para ello comenzamos siempre desde el centro del molde y teniendo mucho cuidado de no mover éste para que las masas no se mezclen. Vamos echando una cucharada de la masa de cacao y sobre ella echamos otra cucharada de la masa de vainilla y asi hasta terminar las dos masas.
 Horneamos a 170º unos 35-40 minutos o hasta que al introducir una brocheta en el centro, ésta salga limpia. Desmoldamos y dejamos enfríar.